Artículo|El fuego de San Telmo y el Efecto Corona

El Fuego de San Telmo (o San Elmo) es un fenómeno eléctrico que ocurre en meteorología. Se trata de descargas de corriente estática, generadas por los intensos campos eléctricos que se dan en el interior de las tormentas eléctricas, creándose un plasma luminoso debido al efecto corona que se origina.

Normalmente se establece un equilibrio entre las cargas que acumula la aeronave y las que desprende, de tal forma que no existe diferencia de potencial entre la aeronave y la atmósfera que la rodea. Pero, en algunas ocasiones, el ritmo de descarga es inferior al de carga, por lo que se establece esa diferencia de potencial citada. Para igualar nuevamente los potenciales, se producen esos arcos eléctricos similares a los que se dan en los condensadores. Este hecho se denomina efecto corona (o fuego de San Telmo).


Efecto Corona

El efecto corona se presenta cuando el potencial de un conductor en el aire se eleva hasta valores tales que sobrepasan la rigidez dieléctrica del aire que rodea al conductor. Este efecto se manifiesta por luminiscencias o penachos azulados que aparecen alrededor del conductor, más o menos concentrados en las irregularidades de su superficie, pareciéndose al fuego. Las chispas se producen principalmente en las zonas del fuselaje que tienen un radio de curvatura menor, como pueden ser los bordes de salida de alas o estabilizadores y los elementos que sobresalgan de la superficie (antenas, sondas, etc.). La descarga va acompañada de un sonido silbante y de olor de ozono. Si hay humedad apreciable, se produce ácido nitroso.

La corona se debe a que el campo eléctrico que rodea un objeto causa la ionización de las moléculas presentes en el aire. Los iones son repelidos y atraídos por el conductor a grandes velocidades, produciéndose nuevos iones por colisión. El aire ionizado resulta conductor (de alta resistencia) y aumenta el diámetro efectivo del conductor metálico.

En las líneas de transmisión, el efecto origina pérdidas de energía y, si alcanza cierta importancia, produce corrosiones en los conductores a causa del ácido formado.

El efecto corona depende de dos factores: el gradiente potencia en la superficie del conductor y la rigidez dieléctrica del aire en la superficie, valor que a su vez depende de la presión atmosférica y la temperatura.

Fuentes que pueden causar efecto corona y la formación de arcos
  • Filamentos quebrados.
  • Hardware flojo.
  • Contaminación.
  • Cortos.
  • Instalación incorrecta.
  • Aislante dañado.
  • Mala conexión a tierra.
Efectos
  • Degradación de los aislantes.
  • Daños físicos en los componentes.
  • Interferencia de radio.
  • Ruido de audio.
A este efecto se le conoce como fuego de San Telmo debido a que éste era el santo patrón de los marineros, primeros que observaron el fenómeno que ocurría en los mástiles de sus embarcaciones. En general, muchos lo consideraban una forma de protección, puesto que el resplandor solía ser más brillante al final de la tormenta, cuando las fuertes olas y vientos se empiezan a calmar.



Descargadores estáticos
Los descargadores estáticos se suelen situar en las partes más alejadas del fuselaje, sobre todo en los bordes de salida de las superficies móviles, con objeto de minimizar la interferencia electromagnética creada por el efecto corona sobre los equipos y antenas de abordo, como resultado de la precipitación estática.


En algunas aeronaves en lugar de colocar varillas salientes, se puede observar en los bordes de salida la colocación de unos cepillos con puntas de nicrom, que consiguen una minidescarga en cada una de sus múltiples puntas.


Los tipos de descargadores estáticos más comunes son:
  1. Trenzado recubierto de vinilo flexible, impregnado de plata o carbono.
  2. Trenzado metálico semiflexible.
  3. Campo nulo.
Fuentes

David López Vilela

Instagram